Menú

Caei

Centro Argentino sobre Estudios Internacionales

Estudiar en otro país, una de las decisiones más difíciles, aquí lo que necesitas saber.

Una biblioteca similar a donde estudiaba

Esta es una bitácora/opinión sobre lo que me sirvió al momento de estudiar en el extranjero y mi propia experiencia afuera. Llena de aventuras y desventuras.

Una de las cosas más difíciles que enfrentaremos durante nuestras vidas como estudiantes, es cuando tenemos que decidir qué tipo de carrera tomaremos ya que aunque no se ejerza lo que estudiamos, ésta moldeará la forma en que pensamos y nos conectamos con el mundo…

Antes de decidirme y lanzarme a estudiar Negocios Internacionales en París, hubieron una secuencia de sucesos en mi vida, mis padres estaban cruzando una de las situaciones más difíciles de sus vidas y por eso mismo, no pudieron asistirme con mis estudios afuera.

Las decisiones que tomamos nos forjan y tenemos que aprender a vivir con ellas

Como he dicho antes, la situación de mis padres no era la mejor, y mis opciones eran entre trabajar o estudiar, así que decidí estudiar una carrera que no dejara, que realmente me apasionara y que día a día, aunque quisiese rendirme, no lo haría.

Desde pequeño me interesaron los negocios y siempre me imaginé con un trabajo de ese estilo, jamás cruzó por mi mente llegar a ser médico, profesor, químico o político., aunque la política y los negocios internacionales van de la mano.

No es que menosprecie estas carreras que tanto importan a día de hoy y que hacen que funcione la sociedad como la conocemos, para bien o para mal, más bien nunca lo desee tanto.

La decisión, en mi caso, ya la había tomado desde pequeño, no tuve que pasar por un retiro espiritual o tomarme un año sabático, el arte, la historia siempre me gustaron, pero no era muy fanático de humanidades.

Cómo comenzar a buscar información de universidades y enviar solicitudes.

Después de terminar el colegio, me vi frente a una dura realidad.

Siempre viví con esta ley personal.

“En esta vida, nadie te regala nada”

Recuerdo el día, era un jueves por la tarde que estaba terminando de laborar en el negocio de mi padre cuando me decidí a buscar en internet las mejores opciones universitarias que más se adecuaran a mi., y lo más importante, que me aceptaran.

Envié varios correos y al finalizar, esperaba y esperaba por 1 sola respuesta, finalmente una universidad – que realmente era mi segunda opción -, me respondió y me hizo saber que estaban interesados en darme una beca para que estudiase.

Sólo había un problema, yo no sabía hablar francés, la carta la envié en un momento de desesperación y le pedí a un amigo que redactase una carta a la universidad en francés, el tipo era descendiente de padres franceses, y lo conocía desde que éramos niños.

La perseverancia siempre vence a la inteligencia

Fue muy importante para mi el hecho de que me aceptaran en la Universidad en donde solicité entrar, a pesar de ser mi segunda opción, no pensé que aceptarían y estaba muy confiado que la respuesta de la primera universidad fuera mejor.

A la semana de haber recibido la confirmación, me metí a un curso online para aprender inglés, la verdad es que no me fue tan bien porque el internet de aquel entonces era pésimo por no decir otra cosa, así que junté todos mis ahorros y me fui a vivir a París, ¿Qué mejor forma de aprender un idioma que estando en el país? Antes de que comenzaran los cursos, empecé a aprender y a tratar de emular todo lo que me decían.

En 3 meses pude entender casi todo lo que me decían, y ya hablaba un francés muy pero muy básico.

Empezaron las clases y apenas hablaba el idioma

Tengo que admitirlo, la primeras semanas estuve a punto de regresarme a Argentina, no entendía mucho las materias y me costaba mucho estar al tanto de lo que decían los profesores, así que entre fines de semana tuve que practicar el idioma de forma más extensa y exhaustiva.

De sólo recordar lo que viví en la universidad, lo difícil que fue cursar y completarla, me entra un sentimiento de melancolía.

Me hubiera gustado que en ese entonces existiera un sitio como este, caei.com.ar, que me ayudase a entender cómo es la experiencia de vivir en el extranjero e información útil, así que desde entonces traía esta idea de crear un sitio que se dedicase a ayudar a la gente que está embarcándose a una de las mejores y más emocionantes aventuras que hay en la búsqueda del conocimiento.

Espero no haberte aburrido y, si estás leyendo hasta aquí, es muy seguro que estés apto para lo que conlleva estudiar afuera de Argentina, es una experiencia que te llenará y te ayudará en todo lo que desees hacer a futuro.

Saludos y estate atento a las nuevas publicaciones del sitio, te invito a que si estás interesado, leas sobre mi.

Nota: Como actualmente trabajo en una empresa cuyo nombre no quiero mencionar, estoy ocupado casi todas las semanas, este primer post/bitácora me tomó un par de semanas, pues sólo puedo dedicarle tiempo en las noches, al finalizar la jornada de trabajo y llegar a mi casa.

Sin embargo a medida que reciba comentarios y gente que esté interesada en lo que escribo, empezaré a publicar más experiencias propias sobre estudiar en el extranjero.

Deja un comentario